¿Un clavo saca otro clavo?

Nos encanta leerte, y nos encanta recibir cartas de nuestra comunidad. Hoy les vamos a compartir unos consejos que son especialmente para una de nuestras lectoras pero seguramente le servirá a alguna de ustedes.

“Al poco tiempo de terminar con una relación, decidí aventurarme a comenzar una nueva relación con alguien más, y ahora me siento profundamente confundida”

Esto es un clásico caso de “Un clavo saca a otro clavo”, pero ¿será? Cuando terminamos una relación, es claro que no es el mejor momento para embarcarse en una nueva aventura amorosa, siempre es necesario tomarse un tiempo para reflexionar acerca de lo bueno y lo malo que ocurrió en la relación, pero no me mal entiendan, este tiempo no es para lamentarse de las cosas que se hicieron mal, simplemente es un tiempo para pensar en ti misma y conocerte mejor, jamás para quedarte viviendo de recuerdos.

¿Por qué nos precipitamos a vivir de nuevo la aventura del amor?, ciertamente todos tenemos la necesidad de ser amados. Muchas veces el deseo y la desesperación por sentirnos amadas puede llevarnos a involucrarnos, sin estar completamente listas, en el torbellino del amor, y a terminar más revueltas que las olas del mar.

En otras ocasiones, nos aventuramos a una nueva relación no con la idea de ser amadas, sino con la idea de olvidarnos de alguien que ya no nos ama, y equivocadamente creemos que esa persona nos hará no solo olvidar, sino suplir a la persona que acabamos de perder.

¿Cómo enfrentar este proceso?, como toda pérdida, es necesario no solo tiempo, sino vivir adecuadamente y prudentemente las etapas que esta perdida conlleva, reconocer el cúmulo de sentimientos, vivir el anhelo y la búsqueda de ese ser que amamos y del cual nos hemos separado hasta finalmente reconocer la pérdida y empezar a reorganizar nuestra vida nuevamente ya sin esa persona que amábamos.

Y, ¿Porqué nos es buena idea clavar otro clavo si hay uno clavado? Piensa en esto, como piensas componer algo si sigues descomponiéndolo, no tiene sentido, es necesario que tú te sientas bien contigo misma antes de volver a involucrarte sentimentalmente, quiérete y ámate lo suficiente como para respetar el dolor de tu pérdida, no te aferres al pasado y recuerda que si esa persona decidió no estar más a tu lado, esa persona se lo pierde y recuerda esta frase:

“Aprende a matar a alguien de un sólo paso: no lo nombres nunca más.”


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *