Guadalajara, Guadalajara…

No cabe duda que México es un país hermoso y lleno de riquezas naturales y arquitectónicas por todos lados. Hace unas semanas nos quisimos dar una vuelta por la ciudad de Guadalajara, su centro histórico y algunos lugares cercanos como Tequila y el mercado de Tlaquepaque.

Centro Histórico. Si lo quieres es turistear para conocer la historia y la hermosa arquitectura de esta ciudad, te recomendamos que te des una vuelta por el centro histórico. Además, ahí encontrarás muchos recintos que visitar incluso de manera gratuita. El centro, como en cualquier lado suele estar un poco congestionado en horas pico, pero si tienes oportunidad de ir temprano es mejor. En nuestro camino por las calles, nos encontramos uno por uno los siguientes lugares, y no tomar fotos no era opción.

Catedral de Guadalajara. La catedral se encuentra en la Plaza de armas. Sin duda tiene un vista increíble, Ahí en la plaza se encuentra un kiosko inspirado en el Art Noveau, que por la mañana muy temprano y por la tarde cuenta con unas luces que lo hacen ver hermoso. Justo a un costado de la plaza de Armas se encuentra el Palacio de Gobierno, otro edificio realmente impactante y dentro del edificio se encuentran algunos murales de José Clemente Orozco, que de hecho, se encuentran distribuidos en algunos recintos que te vamos a estar recomendando.

El Teatro Degollado. Este lugar se encuentra de igual manera a unos pasos de la plaza de Armas. En la parte posterior del Teatro Degollado se encuentra la Plaza Fundadores, en este lugar apreciarás una hermosa escultura en altorrelieve elaborada en bronce. Es considerado el más importante del acervo cultural de Jalisco. De estilo neoclásico es el edificio mejor conservado de HIspanoamérica, destacando como el más antiguo de la república mexicana en operación.

Ex convento del Carmen. Iglesia del siglo XVII, ahora galería de arte, donde se exhiben obras de artistas locales y extranjeros. Desde que entras te puedes dar cuenta de la hermosa arquitectura del lugar, el patio central, los arcos de piedra, y todo el interior respeta claramente la esencia de lo que fue este lugar.

MUSA Museo de las Artes de la Universidad de Guadalajara. Es otra edificación dedicada al fomento cultural. En su calidad de museo universitario, está enfocado en la comprensión, la difusión y el disfrute de las expresiones artísticas más relevantes. De igual manera, podemos encontrar en ella otro mural más de Orozco, ahí encontramos “El hombre creador y rebelde y El pueblo y sus falsos líderes” que se encuentra en el paraninfo. En el momento en que nosotras asistimos se encontraba la Exposición “En Casa con mis Monstruos” de Guillermo Del Toro, así que eso fue una razón más para visitar este sitio.

Museo Cabañas. También conocido como “Hospicio Cabañas”, en la mayor parte de su existencia funcionó como hospicio dedicado al cuidado de niños desamparados.
Este lugar es uno de los más impresionantes a los que asistimos. Desde que vas caminando hacia el recinto, puedes notar lo impresionante que es la edificación. Ya en el interior todos los patios, las habitaciones, el patio central, todo es espectacular y super fotografiable. Sin mencionar que dentro del lugar se alberga uno de los murales más conocidos de Jose Clemente Orozco, titulado “Hombre en llamas”.

En nuestro recorrido dimos con la estatua de una mujer que nos llamó mucho la atención y decidimos investigar un poco de quien se trataba. En la placa viene el nombre “Beatriz Hernandez”. Encontramos que ella fue una mujer que instó a los pobladores locales a asentarse en lo que hoy es el centro de la Ciudad, allá por el año 1542. La historia que se difunde cuenta que Beatriz era valiente y se distinguió por ser la causante de la fundación de la villa en el valle de Atemajac, lugar donde se fundó la ciudad de Guadalajara.

Tequila. Es famoso porque allí se elabora la bebida del mismo nombre. Cerca de la base del volcán de Tequila, la población está rodeada de campos del ingrediente principal del licor, la planta de agave azul. El proceso de elaboración se puede contemplar en varias destilerías y haciendas. En el Museo Nacional del Tequila y el museo Los Abuelos hay exposiciones sobre la historia de esta bebida.

Tlaquepaque comenzó siendo un pueblo habitado por indígenas totonacas que producía utensilios cotidianos y objetos de arte antes de que llegaran los españoles. Hoy es un centro manufacturero que sigue elaborando artesanías de papel maché, vidrio, latón, alfarería, hilados, barro, piel y madera que le han dado la fama de ser un pueblo galería.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *