Xochimilco, CDMX

Cuando hablamos de destinos imperdibles, no hay mejor recomendación qué hacerles, que lugares pintorescos que pueden encontrar aquí en el país. Sin duda, un viaje al a Ciudad de México nunca será suficiente para descubrir todos los rincones maravillosos que ahí albergan. En esta ocasión, nos fuimos al sur de la ciudad, y dedicamos un par de días a pasear por Xochimilco.

Trajineras

Cuando escuchas de este lugar seguro que lo primero que piensas es en la experiencia de subir a las trajineras mientras te tomas un par de cervezas y cantas en compañía de mariachis alguna canción como “Cielito lindo” o “El Mariachi loco”; y está bien, sin duda es una buena experiencia cuando uno se encuentra con amigos, aunque un paseo con poca gente y sin el ambiente de festejo puede no ser suficiente para pasar un gran rato en esta zona.

Museo de Antropología de Xochimilco

Se aloja en un edificio porfiriano rodeado de jardines junto a las ruinas de un asentamiento náhuatl. Su construcción comenzó en 1974 siendo inaugurado el 21 de noviembre de 1985. Su colección consta de 2441 piezas de barro y piedra que se exponen en las dos salas del museo. Se puede observar una importante colección histórica de piezas de origen paleontológico, como restos de mamuts, grafitos y de la cultura teotihuacana encontradas en el lugar.

Mercado de las Flores de Nativitas

Xochimilco, se distingue por sus flores y plantas. Aquí puedes encontrar plantas de todo tipo, las cuales en su mayoría son cultivadas por los mismos vendedores. Además, puedes encontrar precios accesibles y una gran variedad de flores y plantas que seguro no saldrás sin una. Una de las que más destacan en varios puestos son las orquídeas.

 

Tianguis Artesanal Tenanitla

Si lo tuyo son las artesanías o piezas únicas y originales para ti o para llevar un pequeño regalo a alguien, tienes que visitar esta zona. En este lugar encontraras piezas hechas por artesanos del lugar, es decir, productos 100% mexicanos. Este mercado es uno de los pocos que rescatan éstas tradiciones en una ciudad repleta de empresas americanas y extranjeras. Y aún si no buscas comprar nada, realmente el poder ir y apreciar el arte que estas personas hacen con sus manos es un recordatorio de una actividad que no debemos dejar desaparecer.

Museo Dolores Olmedo

Si eres amante del arte y los museos como nosotras, no te puedes perder esta parada. El Museo ocupa la construcción que en otros tiempos fue conocida como Hacienda La Noria. En ella se encuentra una colección de arte única que fue donada al pueblo de México por Dolores Olmedo Patiño. Además, por si no fuera suficiente, el lugar cuenta con unos jardines majestuosos llenos de animales como los pavos reales y los perros xoloitzcuintles, raza canina de origen prehispánicos. Los canes son parte del legado de doña Dolores Olmedo, dueña de Nahual y Citlalli, un par de xolos que aún viven en el museo.

El acervo alberga piezas importantes de la producción de Diego Rivera, Frida Khalo, así como grabados de la artista Angelina Beloff (compañera sentimental de Rivera durante su estancia en Europa) y del estadounidense Pablo O’Higgins (asistente de Rivera en diversas obras).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *