Los mensajes detrás de los colores

Por Carolina Quintana

Los seres humanos en todo momento recibimos impactos de color por medio de nuestra vista, estas impresiones tienen la facultad de provocar muchas emociones en nosotros como la alegría, melancolía, incomodidad, tranquilidad, etc. Somos una de las pocas especies que gozamos de esta habilidad diferenciadora y eso permite que esta se convierta en una de las primeras formas de comunicación para nosotros.


Pocas veces tenemos conciencia del poderoso mensaje que nos transmitimos a nosotros mismos y a las demás personas gracias a los colores que escogemos al vestir. Las preferencias por un color y el rechazo a otro tienen un significado muy profundo pues reflejan incluso un estado mental. Esto se debe principalmente a que cada color trae consigo una carga psicológica en nuestro inconsciente, además de que las ondas de vibración de la luz en cada uno de ellos transmiten un mensaje diferente y especifico a nuestro cerebro.
Según los expertos en teoría del color, estos mensajes son universales y existen en todas las razas y entornos sociales.


A continuación, te comparto de manera general el mensaje que pueden transmitir los colores para que así, puedas volverlos tu mejor aliado cuando construyas tus outfits:

-Rojo: proyecta fuerza vital y sensualidad; crea una sensación de energía, motivación, deseo, determinación, triunfo, autoridad y amor. Tiene una visibilidad muy alta y es muy intenso a nivel emocional ya que eleva la presión sanguínea y el ritmo respiratorio. En exceso puede provocar agresividad o proyectar a alguien como egoísta.

-Amarillo: Simboliza la alegría y energía vital. Es una representación de la luz y la claridad, aumenta la presión sanguínea y la respiración como el rojo, pero de manera menos estable. Las personas utilizando este color proyectan optimismo, confianza y el ser muy activos. En exceso puede proyectar a alguien inconstante, inquieto, impulsivo y poco comprometido.

-Verde: Símbolo por excelencia de la naturaleza, el crecimiento y la vitalidad; Tranquiliza y tiene efectos relajantes en las personas, indica perseverancia, tenacidad, renovación y firmeza. Es uno de los colores predilectos para proyectar jovialidad y alta autoestima. El mensaje negativo que transmite si se usa en exceso es la resistencia al cambio, el ser predecible y aferrado.

-Azul: tiene un efecto relajante; en sus tonalidades más oscuras proyecta autoridad, orden, confiabilidad y logro. En tonos más claros proyecta confianza, paz, equilibrio y sensibilidad. El efecto negativo es que denota a alguien predecible, conservador y en exceso puede llegar a deprimir a las personas.

-Morado: símbolo de lo místico, la excentricidad, la magia, la imaginación, el lujo y la intuición. Es excelente para situaciones que requieren diplomacia o cuando se necesita innovar en algún campo. Los tonos más oscuros producen un efecto elegante y seductor. Negativamente proyecta una imagen individualista, desconfianza, frivolidad y poca adaptabilidad.

-Rosa: Representa la feminidad y ternura. Es un color que se asocia mucho con la delicadeza, la ilusión, la dulzura y el encanto pues nos evoca mucho a la infancia. En sus tonos más vibrantes se asocia también con el erotismo y la seducción pero en un tono mucho más sensible, suave y romántico que el rojo. En exceso puede proyectar a alguien infantil y presumido.

-Café: proyecta una imagen de pasividad; Es muy apropiado si se tiene que trabajar en el campo, proyecta calidez, simplicidad y estabilidad. Evítalo cuando aspires a un cargo de autoridad y poder, ya que tiene connotación de pertenecer a los mandos medios.

-Blanco: Representa la pureza, luz, plenitud y bondad. Simboliza pulcritud, frescura, higiene, confianza y muchos lo consideran como el color de la perfección. Tiene una connotación muy positiva ya que representa un futuro afortunado. Se le asocia con el cuidado de la salud, es por ello que los médicos visiten de blanco.

-Negro: Es un color muy sofisticado, poderoso, misterioso, y fuerte. Es ideal para proyectar autoridad, formalidad y elegancia. En exceso sugiere distancia, pesimismo y luto y genera una barrera de comunicación entre personas.
Espero que puedas aprovechar al máximo esta información sobre los mensajes que transmitimos de manera inconsciente a través de los colores y que así tu imagen te ayude a proyectar tu mejor versión al mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *