¿Feminismo?

“Mediante el trabajo ha sido como la mujer ha podido franquear la distancia que la separa del hombre. El trabajo es lo único que puede garantizarle una libertad completa”.- Simone de Beauvoir

¿Cómo imaginar un mundo en el que no se reconozcan a todos lo seres humanos como personas y como sujetos de derechos?¿Cómo imaginar un mundo en el que solo algunos tienen acceso a ciertas oportunidades mientras que otros no? pues bien, aunque no lo crean, la mujer a lo largo de la historia, ha tenido que reclamar sus derechos para que le fueran reconocidos y actualmente en muchos sectores de la sociedad y en el mundo, la mujer vive discriminación para ejercer derechos como la educación y el libre desarrollo de la personalidad.

La educación para la Paz trabaja para mantener ambientes sanos y libres de violencia promoviendo las buenas relaciones entre las personas, sin embargo, aunque en México se reconoce la igualdad de sexos, en la vida real, aún existen brechas por conquistar. Específicamente nos referimos a los estereotipos de género, que conciben expectativas o construcciones sociales sobre lo que significa ser hombre o mujer, y que en la vida cotidiana marcan diferencias que interfieren en el desarrollo pleno de todas las personas.

Es como si los estereotipos de género fueran los que les dieran “permiso” a los hombres o a las mujeres o no hacer alguna cosa. Te haz preguntado ¿cuántas veces un estereotipo de género ha detenido tu actuar para atreverte a intentar algo nuevo o diferente a lo determinado para tu sexo?

En este sentido, el Feminismo trabaja para que todas las personas, hombres y mujeres tengan igualdad de derechos y oportunidades. Simone de De Beauvoir, una filósofa francesa que en los años 50’s escribió el libro llamado El Segundo Sexo, manifestó que “el ser humano es una existencia que goza de autonomía y libertad, por lo que prohibir un ser humano (mujer) esta posibilidad, es injusticia”.

Para HyD, la Educación para la Paz y el Feminismo, conforman la mancuerna perfecta para desalentar y combatir cualquier acción que atente contra los derechos de las personas sin importar su condición económica, edad, o sexo y construir ambientes libres de violencia que permitan el libre desarrollo de los hombres y mujeres en igualdad y participación.

¿Y tú, estás list@ para declararte feminista?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *