Proyección de la imagen

Ventajas de crear una buena imagen personal y pública

Por Carolina Quintana

 

Durante los primeros meses del año estamos rodeados de un ambiente de renovación y nos inunda el deseo de mejorar en todos los aspectos posibles; pensando más allá de los propósitos que nos planteamos cuando suenan las 12 campanadas, hoy los invitamos a leer un poquito acerca de la proyección de imagen, su impacto en la vida cotidiana y lo más importante, aprender sobre cómo manejarla de manera adecuada con el único fin de permitirles descubrir por sí mismos las ventajas que tiene el crear una buena imagen personal y pública; está comprobado que aplicar estos Tips nos abre la puerta para sentirnos con mucha más plenitud, entusiasmo, balance y poder en nuestro día a día.

Para iniciar hay que tener claro que todos poseemos una imagen pública, ésta consiste en la percepción que las demás personas tienen sobre nosotros; esta imagen está formada por todos los estímulos que nosotros producimos y que los demás reciben a través de los sentidos, incluyen estímulos verbales, no verbales y mixtos. Los estímulos verbales son los que, como dice su nombre, se producen a través de la comunicación verbal, puede ser de manera oral o escrita; Los estímulos no verbales necesitan de un medio de expresión que va más allá del uso de la lengua, incluye los movimientos y expresiones corporales, el uso de indumentaria, nuestra apariencia física y/o artefactos que utilizamos en nuestro entorno; entre otros elementos. Y los estímulos mixtos son una combinación de los dos anteriores.

Nuestra imagen se puede controlar y modificar con el tiempo y va a tener algunas variaciones de acuerdo a  nuestro ambiente, círculo social, puesto de trabajo, cambio de edad y madurez, etc. Sin embargo, es importante tener en cuenta que aunque haya pequeños cambios, siempre hay que permanecer fieles a nuestra esencia y estilo, para que nuestra proyección sea exitosa. La percepción que los demás tengan sobre nosotros va a ser positiva, estable y confiable siempre y cuando pongamos el empeño necesario para manejarnos con coherencia. 

Esta afirmación nace debido a que la ciencia de la imagen pública se maneja a través de axiomas y en este caso, el axioma número nueve nos dicta que “La eficiencia de una imagen irá en relación directa con la coherencia de los estímulos que la causan”.

Si este año queremos trabajar nuestra imagen personal y mejorar el impacto que tenemos en nuestros círculos hay que empezar por fortificar la conexión entre lo que pensamos, sentimos, decimos y hacemos. Vale la pena mencionar que la belleza y el bienestar son holísticos; lo que producimos en nuestro interior lo proyectamos al exterior y lo que proyectamos externamente afecta la manera en la que nos sentimos por dentro, así que si nos manejamos de manera adecuada para que los demás nos aprecien de la forma en la que nosotros deseamos, también se generaran muchísimos beneficios internos que nos darán un empuje en nuestra autoestima y autovaloración.

La construcción de una imagen sólida, armónica y equilibrada es una de las mejores cosas en las que podemos trabajar durante este año y sin duda una de las mejores inversiones en la vida es conseguir el apoyo necesario para lograrlo. Por ello recomendamos que busquen la asesoría de expertos en la materia, pueden ser consultores o diseñadores de imagen, seminarios al respecto, o libros que te ayuden a alcanzar una mejor versión de ti para este 2019.


“El comportamiento es un espejo en el que cada uno muestra su imagen”.
Johann Wolfgang Goethe

Un comentario sobre “Proyección de la imagen

  1. Saul alvz Contestar

    Me encanto muy buen articulo, ahora tengo la duda de que es lo que proyecto 🧐🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *