Buscando al amor de mi vida

Por Andy Maldonado

Me encuentro sorprendida en como a cada lugar, cada reunión, o cada invitación nueva que me hacen, mi primer pensamiento al decir “sí”, es ¿lo conoceré hoy? De seguro alguna vez te ha pasado…
Resulta extraño como, a pesar de todos los cambios y progresos que ha habido en los últimos años, muchas de nosotras nos encontramos pensando, deseando y preocupándonos por encontrar al amor como si éste fuera la única pieza faltante de nuestra vida.


Y es que, creo que ahí radica el problema. Muchas veces tenemos una idea sobrevalorada y preconcebida de lo que creemos que el amor es o debería ser, de lo que buscamos en la otra pareja y lo que esperamos obtener de ella. Nos lanzamos a embarcar una nueva aventura esperando que pase como nosotras la visualizamos y olvidamos que no somos directores de cine, que no estamos lidiando con actores sino con personas, cada una dueña de su propia historia. Vemos el amor como nos lo han pintado y no como realmente es, buscamos siempre finales felices y vivieron juntos para siempre. Idealizamos un concepto esperando que mágicamente se convierta en realidad, sin lógica, alguna ya que ninguna de nosotras es mágica o perfecta. En ocasiones, aceptamos roles que no fueron escritos para nosotras con la esperanza de encontrar el amor y algún día sentirnos completos, ignorando que todo este tiempo siempre lo hemos sido.

Foto: Romina Paola / Modelo: Alicia Cepeda


Bien lo dijo Oscar Wilde, “amarse a uno mismo, es el comienzo de un romance de por vida.” Sigamos su consejo. Para amar apasionadamente es necesario darnos primero nuestro espacio y lugar para poder así entonces compartirlo con alguien más. El verdadero amor empieza contigo misma.

Dedícate tiempo a sentirte bien, sal, conócete y disfruta de tu compañía. Al final del día es con quién pasarás el resto de tu vida.
¡Basta de buscar! El amor de tu vida ya lo encontraste, ¡eres tú!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *