13 consejos para ser un padre/madre de 10

  1. Irradia alegría y paz. Despiértales con una sonrisa y acuéstalos con una sonrisa más grande. Los problemas no deben interferir entre tu sonrisa y tu hijo. Debes sonreírle porque su vida es valiosa para ti, independientemente de su comportamiento.
  2. Haz que tu casa sea un espacio donde puedan ser ellos mismos. Investiga cómo aprende tu hijo. No todos aprenden igual, no todos necesitan la misma metodología, trato u objetivos. Adáptate a su estilo de aprendizaje y a sus diferencias.
  3. Denota entusiasmo en tu hogar. Sorpréndeles, crea en ellos recuerdos imborrables, crea escenarios y experiencias que les inspiren. Cuando te comuniques con ellos, primero llégales al corazón, después a su cerebro.
  4. Trátalos ¡siempre! con respeto y confianza. Puedes estar enfadado con él, ¡Pero muy enfadado! Y decepcionado. Y preocupado, pero eso no te autoriza faltarle al respeto. Se ha equivocado, confía en él y vuelve a darle una nueva oportunidad, quizás desde una perspectiva y recursos diferentes.
  5. Logra involucrarle en su mejora. A través de la mediación, trasmítele la necesidad de cambiar de estrategia, de adaptar sus objetivos, de modificarse a sí mismo. Haz que quiera ser ordenado y no que ordene. Haz que quiera estudiar y no que estudie. Para eso, debes confiar en él. Hazle sentir competente y capaz . Apóyalo cuando quiera hacer algo por su cuenta, y reconócele sus avances.
  6. Haz que valga la pena volver a casa del colegio cada día. Convierte los tiempos de comida, quehaceres de la casa, tareas de la escuela, viajes en el auto y cualquier otra situación en una oportunidad más de compartir y enseñar a tus hijos valores, nunca olvides el valor de la comunicación entre padre e hijo.
  7. Dedica tiempo a cada hijo. Sin importar si es poco o mucho pero hazle sentir que es valioso para ti. Dime a qué dedicas tu tiempo y te diré qué amas. Haz un plan de juegos, salidas, comidas, etc. y separa tiempo en tu agenda para dedicarte única y exclusivamente a tus hijos; ellos nunca olvidarán esos momentos.
  8. Incentiva la curiosidad y la flexibilidad, juega con él, enséñale que puede aprender muchas cosas de diversas maneras y trata de enseñarle todos los días cosas nuevas.
  9. Elogia sus logros. Reconoce los logros de tus hijos y motívalos cada día a dar lo mejor de sí mismos.
  10. Crea expectativas. Ábrele la mente y el espíritu, déjalo que te cuente lo que piensa, lo que cree, lo que imagina…
  11. Lee con tus hijos. Enséñales el amor a la lectura desde muy pequeños. Leer es una de las mejores maneras de garantizar que ellos tengan una vida de éxito. Ya cuando entren a la escuela, ayúdales con las tareas; comparte con ellos la alegría de saber y aprender constantemente.
  12. Disciplínalos con amor y paciencia. Pon reglas claras, justas y razonables. Recuerda
    que el objetivo es que los niños desarrollen un buen comportamiento y carácter. No dejes que el enojo te domine; si es necesario toma tiempo para pensar y discutir con tu pareja la mejor manera de corrección que ayude a los niños a entender la lección y mejorar.
  13. No los sobreprotejas. Déjalos vivir. Tus hijos deben saber que tu amor es incondicional y que pueden contar contigo en cualquier circunstancia, ellos necesitan entender que sus acciones tienen consecuencias y que sus decisiones marcarán su destino.
Please Share:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *