“¡Las mujeres son la fuerza del futuro, y la hermandad es más fuerte que cualquier cosa!”. Mujer Maravilla.

La mujer maravilla, como todas la mujeres, es una figura femenina que ha sido objeto de juicios, evolución y transformaciones a través de su existencia. Ícono femenino versus la opinión sobre su imagen sobresexualizada, la han hecho dos veces portada de la revista feminista MS., mismas veces que en PlayBoy . Una guerrera que busca su lugar en el mundo, ha inspirado a millones de niñas a ser científicas, ingenieras, astronautas, doctoras…

¿Qué han significado sus 75 años de existencia en la cultura pop?

Wonder Woman apareció en 1941 en el número 8 de la serie “All Star Comics”; en esta época el mundo enfrentaba la Segunda Guerra Mundial, y por este motivo, las mujeres habían dejado a un lado las tareas hogareñas para incorporarse a las fuerzas laborales, ya que todo hombre estaba enlistado en el ejército o a punto de serlo. Por esta razón, Wonder Woman, en palabras de su creador, era una propaganda psicológica para el nuevo tipo de mujer que debería gobernar el mundo.

Su creador, William Moulton Marston, fue un feminista radical jóven, a quien se le atribuye la invención de la prueba de presión arterial que sería la base para la creación del polígrafo o detector de mentiras. Por si esto no fuera suficiente, se dice que después de escuchar una conferencia de Emmeline Pankhurst quedó fascinado por los ideales sufragistas de mujeres audaces que se rebelaban ecadenándose a rejas, una imagen que curiosamente empataba con su secreta afición al bondage, que en ese tiempo era penado con cárcel para quienes lo practicaban y que porsupuesto daría orígen al innegable tono sexual con el que Marston jugaba a someter a su heroína; sin embargo, también proponía una metáfora de las múltiples maneras en las que la mujer es “atada” por los prejuicios y abusos de género. Al final de cada número Wonder Woman rompía sus propias cadenas y reclamaba su libertad.

Pero no sólo Marston incluyó características de sus aficiones en el personaje de la mujer maravilla, ya que es una mezcla ecléctica de una interesante relación poliamorosa de la que Marston era parte.

Por una parte su esposa, Elizabeth Holloway, era una feminista graduada en leyes y se encargaba de mantener a flote la economía familiar; Wonder Woman le debe a esta mujer su rico trasfondo mitológico, debido a la gran afición que Holloway tenía por los clásicos griegos. Cuando Marston se enamoró de Olive Byrne (nieta de Margaret Sange, legendaria activista) el matrimonio decidió introducir en su relación a la joven escritora quien sería la inspiración para los rasgos físicos de la mujer maravilla.

Los tres compartieron por décadas una relación afectiva y sexual, lo que ahora llamamos poliamorosa, trabajaron juntos, vivieron juntos y criaron a cuatro niños juntos.

Un dato curioso, es que Marston estaba muy consciente del efecto benéfico que los superhéroes tenían en las mentes infantiles, pues en su artículo Don´t Laugh at the Comics, afirmó este fenómeno, situación que llamó la atención de M.C. Gaines, un importante editor que en ese tiempo vivía amenazado por las críticas que señalaban a los superhéroes como una mala influencia.

Gracias a esto, Marston convenció a Gaines para crear una superheroína proveniente de la isla Paraíso (edén oculto de las amazonas) que decide ir al mundo de los hombres con el seudónimo de Diana Prince, una tímida secretaria que en secreto lucha por la paz.

Tal fue su popularidad, que en la primavera de 1942, Gaines Lanzó una encuesta en los cómics: ¿Debería permitirse a Wonder Woman, a pesar de ser una mujer, convertirse en miembro de la Sociedad de la Justicia? De las 1800 respuestas que llegaron a la editorial, sólo 197 niños y 6 niñas dijeron que no.

A finales de la II Guerra Mundial, el número de mujeres trabajadoras había ascendido hasta 60%, pero los hombres comenzaban a regresar a casa y por tal situación se esperaba que las mujeres nuevamente se dedicaran a la cocina y los bebés; pero muchas se negaron a abandonar sus libertades y, sobre todo, su independencia económica. Para revertir el efecto, las empresas entonces rebajaron los salarios de las mujeres que insistían en trabajar.

Cuando Marston murió en 1947, Elizabeth Holloway escribió a DC Comics para pedir ser contratada y seguir dando vida a Wonder Woman; pero no obtuvo respuesta. En su lugar, Robert Kanigher ocuparía el puesto durante 20 años en los que Wonder Woman dejó de ser una guerrera feminista para ocuparse en “conseguir el amor” de Steven Trevor, pasando de amazona a niñera y modelo.

En 1968 el cómic se modernizó, pero no retomó sus raíces feministas y en su lugar mostró una mujer que había renunciado a sus poderes y ahora era dueña de una tienda de ropa, mientras combinaba sus actividades como espía y estudiante de artes marciales.

Para los años 70, Lynda Carter encarnó de una manera icónica a Wonder Woman en una serie de televisión. En esta etapa, el personaje retoma su actitud guerrera y para finales de la época, tras diversos movimientos de activismo político y derechos civiles, reclamaron a Wonder Woman como un ícono feminista, convirtiendo al personaje en un barómetro del éxito (y fracaso) de la equidad social.

En el 2017, Wonder Woman fue la primera protagonista mujer de una película de cómics, y esto sin duda representa un cambio en la visión que se tiene sobre lo que significa ser mujer, porque también las mujeres podemos ser heroínas; Wonder Woman fue la primera película en solitario de una superheroína en el Universo DC Extended y la primera versión de DCEU dirigida por una mujer, Patty Jenkins. Sin embargo, Jenkins dijo: No pienso en mí como una cineasta y no pienso en Wonder Woman como una película femenina.

En esta faceta Gal Galdot da vida a nuestra icónica mujer, y el trabajo realizado es muy enriquecedor para transmitir valores de empoderamiento a las mujeres, y más importante a nuestras niñas.

Las Naciones Unidas nombraron a Wonder Woman como embajadora honoraria, con la intención de trasladarla a un ícono que ayudara a concientizar sobre la igualdad de género para el empoderamiento de mujeres y niñas como un componente crítico para un mundo pacífico y próspero; sin embargo el título le fue revocado debido a su “sobresexualizada” apariencia. Sin embargo, para nostras el problema con Wonder Woman no es tanto su apariencia o vestimenta sexualizada, porque creemos que todas las mujeres pueden vestirse y utilizar la ropa que mejor del parezca, el problema es que al ser un personaje de cómic, no tiene libertad de de tomar decisiones personales, ya que siempre existirá un escritor o escritora detrás de ella, quien la hará ver como mejor le parezca.

Entonces, el conflicto no radica en sí Wonder Woman decidió utilizar su ropa o es su creador el que eligió una ropa más sensual porque sí, por mecardotecnia, por publicidad o por mil otras razones más, en realidad el tema es que Wonder Woman no es un por completo un ejemplo de libertad, independencia y lucha. Sin embargo, en la película de 2017, el tema feminista fue tratado de una manera excelente, porque Wonder Woman es una mujer que toma sus decisiones lejos de la influencia de cualquier hombre, es una mujer que fue criada para sentirse segura y cómoda y no siente vergüenza de usar su atuendo de amazona, al contrario, lo porta con orgullo e incluso se siente extrañada de la moral restrictiva de Steve Trevor.

Planteado lo anterior, el resugimiento de Wonder Woman es por definición una guerrera pacifista, una feminista enamorada, una diplomática que busca el diálogo antes que luchar; y por esta razón Hoy y al Día retomó este ícono para inspirarnos sobre la gran fuerza que vive en cada una de nosotras.

Aplaudimos su fuerza, su coraje, su valentía y su poder. Wonder Woman representa a la mujer de una manera que no te lo esperas, es buena y cuida a los demás, pero también es fuerte e independiente.

Muchos criticarán su atuendo, pero acaso ¿no es lo mismo que nos pasa en alguna ocasión a las mujeres? Y sí, efectivamente Wonder Woman podría ser modelo, pero también podría enfrentar a cualquier persona que intente dañar la paz mundial. Es una mujer fuerte y segura, que tiene muy claro lo que quiere. Y eso amigas, es feminismo.

Datos de interés

1941. Aparece Wonder Woman en el no. 8 de la serie All star comics, el personaje que cambiaría el curso del alegato feminista, irónicamente creada por un hombre.

1972. Gloria Steinem, eligió a Wonder Woman como protagonista de la primera portada de la histórica revista feminista Ms. con el título “Wonder Woman for president” de la portada del  primer número.

1975. Aparece una serie de televisión que por momentos puede ser muy cursi y repetitiva, pero capítulos como “Fausta: The Nazi Wonder Woman” ó “The boy who knew her secret”, son verdaderas joyas de la historia de la televisión.

1996. En la serie de cómics Marvel vs D.C., Wonder Woman comandó el martillo de Thor durante una batalla entre Shazam y Captain Marvel.

2014. La reportera feminista Jill Lepore, escribió The Secret History of Wonder Woman, en la que nos aproxima a la historia detrás de la creación de este personaje.

2015. Surge una obra teatral creada por la dramaturga Carson Kreitzar, que explora la relación entre Elizabeth Holloway, Olive Byrne Y William Moulton Marston.

2017. Primera película protagonizada por una superheroína, dirigida por Patty Jenkins autora de la célebre y polémica Monster en el año 2003 (sobre una asesina en serie). Retoma la historia original y su enfoque feminista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *